Custom Pages
[vc_separator type='transparent' color='' thickness='' up='20' down='7']
Portfolio
[vc_separator type='transparent' color='' thickness='' up='20' down='7']
¿Cuál es la diferencia entre reclutamiento y adquisición de talento? - NCOGNITO
18051
post-template-default,single,single-post,postid-18051,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.0,qode-theme-bridge,elementor-default
Adquisición de talento

¿Cuál es la diferencia entre reclutamiento y adquisición de talento?

Habitualmente nos confundimos entre dos términos que parecen iguales que tienen unas diferencias importantes entre ellos: reclutamiento y adquisición de talento.

Sin embargo, la contratación y la adquisición de talento no son lo mismo. Comprender las diferencias entre ellos y adaptar su proceso de contratación en consecuencia puede ayudarte a contratar mejores talentos. Estas son las diferencias entre ambos:

1.- Reclutamiento: es un proceso lineal, como el que se ha hecho durante toda la vida. Una organización o empresa da a conocer una vacante o plaza disponible y busca a los posibles profesionales. Se hace una selección de personal y se contrata a las personas que más se adecuen a ese puesto. Sin más.

2.- Adquisición de talento: en este caso, de lo que tratamos es de establecer relaciones, anticipar las futuras necesidades de contratación y crear un conjunto sostenible de candidatos. Es un enfoque más estratégico que desarrolla y nutre una cartera de talentos con una visión a largo plazo.

En estos ámbitos, se pueden definir con más precisión las diferencias entre ambas estrategias para contratar personal

1.- Planificación y estrategia: a  diferencia del reclutamiento, la adquisición de talentos requiere una mirada más profunda a la naturaleza de su negocio y una comprensión de las necesidades futuras del lugar de trabajo. Es un enfoque progresista, que mira desde una perspectiva más amplia.

2.- Segmentación: la adquisición del talento depende de comprender los diferentes segmentos de puestos de trabajo dentro de una empresa, así como los diferentes roles dentro de esos segmentos.

Para ello es necesario un conocimiento profundo del funcionamiento interno de la empresa, así como las habilidades, experiencias y competencias que cada posición requiere para el éxito.

3.- Talento alineado con la marca: hoy en día, las marcas prefieren traer talento antes que consumidores. Un trabajador con talento y de acuerdo a los estándares de la empresa puede ser mucho más valioso que uno que haya sido seleccionado en un proceso habitual. Esto implica fomentar una imagen positiva y la cultura de la empresa.

4.- Métricas y análisis: Finalmente, ninguna estrategia de adquisición de talentos está completa sin utilizar métricas clave para realizar un seguimiento y análisis adecuados.

Al recopilar y analizar información, se puede mejorar continuamente el proceso de contratación y tomar mejores decisiones de contratación, mejorando finalmente la calidad de estas.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.