Custom Pages
[vc_separator type='transparent' color='' thickness='' up='20' down='7']
Portfolio
[vc_separator type='transparent' color='' thickness='' up='20' down='7']
Cómo acceder a ofertas profesionales sin que tu empresa lo sepa - NCOGNITO
17671
post-template-default,single,single-post,postid-17671,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.0,qode-theme-bridge,elementor-default,elementor-page elementor-page-17671

Cómo acceder a ofertas profesionales sin que tu empresa lo sepa

Si tu actual trabajo no te gusta tanto como antes y quieres cambiar de aires de manera discreta, ten cuidado y sigue estos consejos para hacerlo de manera segura.

Se supone que si tienes trabajo y quieres cambiar a mejor, tienes que hacerlo sin que se enteren tus jefes (o compañeros, que hay mucho bocazas por el mundo…). Si tu responsable lo descubre, llegará a la conclusión de que no estás interesado en tus funciones actuales, ya no te dejará elegir tus proyectos, no serás seleccionado para la reunión o conferencia anual en Martinica o República Dominicana ni volverá a revisar tu sueldo al alza.

Aunque también podría suceder que se diese cuenta de lo mucho que le dolería perderte y te ofreciera el oro y el moro para que te quedaras.

No obstante, suele ser más prudente ser discreto con respecto a tu búsqueda de trabajo hasta que tengas algo concreto a lo que agarrarte.  O hasta descubrir que tu trabajo no es tan malo como pensabas, que todo puede ser.

Sea como sea, la propia búsqueda, si se hace bien (es decir, de manera sigilosa), puede dar resultados positivos más allá de que el cambio de trabajo se materialice, como por ejemplo, actualizar y revitalizar tu red de contactos profesionales para que cuando de verdad las necesites, te ahorres tiempo en interminables reuniones y entrevistas, redacción de curriculums, horas y horas de búsquedas tanto online como offline y demás engorros derivados. En resumen, en vez de ir tú a por las oportunidades, estas vendrán a ti..

A continuación, unos cuantos consejos para mantener tu búsqueda de mejores oportunidades en secreto. Y aunque algunas puedan parecer muy evidentes, te puedo asegurar que a la gente se le olvida aplicarlos.

1.No utilices tu email o el teléfono de empresa. Admito que yo he pecado con esto. He creído que nadie bucearía entre las decenas de mensajes que escribo a diario, y ahora mi jefe tiene munición contra mi. Si tu empresa te paga el teléfono, no le pongas en bandeja descubrirte y agénciate con uno privado.

  1. Utiliza los servicios de headhunters, pero que firmen algún documento de confidencialidad.Suelen ser profesionales discretos, pero nunca sabes para quién más trabajan.
  2. No digas que estás enfermo para escaquearte de tu trabajo e ir a entrevistas de empleo.Corres el riesgo de ser descubierto. Si puedes, tómate un día libre o de vacaciones. Cuanto menos mientas, menos errores podrás cometer.

Intenta que tus entrevistas sean fuera de tu horario laboral, aprovecha tus descansos, tus horas para comer, tus tiempos muertos entre los viajes de empresa…se creativo y saca el máximo rendimiento a tu tiempo.

  1. No acudas a tu trabajo actual vestido de forma diferente a la normal.  Procura no llamar la atención sobre tus intenciones, sobre todo si trabajas en un ambiente informal y necesitas vestirte de traje y corbata para una entrevista. Procura cambiarte sin que nadie te vea. Toda precaución es poca.   
  2. Al actualizar tu perfil de LinkedIn, usa la opción “Open candidates”. Aunque es bueno mantener tu perfil actualizado y visible para que la gente conozca nuestros logros y cambios, es mejor ser cauteloso si tu intención es pasar desapercibido. Y recuerda que esta funcionalidad, aunque mejora tu privacidad y tu discreción, no es 100% infalible.
  3. No compartas tus intenciones de cambio con nadie. Ni amigos, ni compañeros de trabajo (estos son los más peligrosos) ni nadie de nadie. Y si no tienes más remedio que contar con ayuda para diseñar tu estrategia de búsqueda de mejores oprtunidades laborales, asegúrate de que pueden mantener la boca cerrada.
  4. No lo compartas en tus redes sociales.Pudes darme las gracias como rey de lo obvio, pero hay mucho adicto a compartir nuestra vida en redes públicas. Al igual que con el email de empresa, ponte siempre en lo peor y no descartes que te puedan estar vigilando, por muy improbable que te parezca.   
  5. No imprimas tu currículum en tu lugar de trabajo. No seas rata y paga una unos euros por impresión o fotocopias. Parece una cuestión de Perogrullo, pero conozco un caso de olvido de un currículum en una una fotocopiadora de empresa.  
  6. Obtén recomendaciones de compañeros y jefes que hayan tratado contigo.Pero de tal manera que parezca que lo que quieres realmente es mejorar en tu actual empresa, no cambiar de organización. Tira de agenda y de recuerdo, y ofrece tú también lo mismo a los que se lo pidas.
  7. No bajes el ritmo de productvidad en tu trabajo.Puede ser muy complicado mantenerse al día con un trabajo que quieres dejar, sobre todo si tienes ya la vista puesta en objetivos más de tu gusto. Y es que buscar un trabajo ya es un trabajo en sí mismo, pero es muy sospechoso que de repente alguien que siempre rindió en su puesto, de la noche a la mañana deje de hacerlo.

12.Si tu empresa descubre que quieres cambiar de compañía, no te escondas más y se sincero. Intenta abrir un debate sobre tu situación actual y sobre el porqué de tus deseos de cambio. Intenta dar una oportunidad a tu empresa para que te haga feliz. Puede que les sirva de acicate para intentar no perderte.

Pero, lo más importante, trata siempre de mantener tu red laboral sana. Participa en simposios y conferencias de tu sector, escribe y comparte artículos de interés con personas de tu entorno laboral, crea un sitio web propio, comparte un café con antiguos compañeros, procura no comer nunca solo… Esto último, tengo que confesar que es un poco pestiño, pero si te lo puedes permitir, no hay mejor manera de afianzar una amistad laboral que compartiendo una buena pitanza.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.